Grupos para adolescentes adoptados y de acogida

Más información sobre el Grupo para adolescentes adoptados o de acogida 12-14 años

Más información sobre el grupo para adolescentes adoptados o acogidos 15-17 años

¿POR QUÉ UN GRUPO PARA ADOLESCENTES ADOPTADOS Y ACOGIDOS?

Porque en este grupo pueden encontrar referentes en un grupo de iguales con quienes  comparten historias de vida similares a la suya. Porque en muchas ocasiones, estos referentes no los encuentran en su escuela/instituto ni en su entorno de amigos o familiar. Porque puede ayudarles a sentir que no son “bichos raros”. Porque además pueden encontrar explicación y entendimiento a sus sentimientos y comportamientos, muchos de ellos relacionados con la historia de adversidad temprana que han vivido o con preguntas que les puede costar verbalizar relacionadas con su adopción y acogimiento. En el grupo contarán con el apoyo de dos profesionales, ambas trabajadoras sociales, especializadas en adopción y acogimiento. Además, una de ellas, puede aportarles sus  propias experiencias como persona adoptada y cómo lo vivió cuando tenía su edad. Esta etapa vital supone a los adolescentes un momento en el que surgen nuevos miedos, preguntas e inquietudes acerca de sus historias de vida.
Asimismo, este grupo puede ayudarles a ampliar su círculo de relaciones sociales y a mejorar sus habilidades sociales. 

¿POR QUÉ UN GRUPO DIFERENCIADO DE 12 A 14 AÑOS Y OTRO GRUPO DE 15 A 17?

Porque en esos tramos de edad se producen los mayores cambios  físicos, biológicos, de identidad, comportamiento e intereses y muy diferenciados entre un tramo y otro;  en el primero se produce el comienzo y adentramiento en la adolescencia, en el que a ratos siguen siendo todavía muy infantiles y a ratos reclaman ser mayores e “independientes”. Porque en este tramo de edad la prevención para que estos chic@s no sean víctimas de acoso escolar o que sean vulnerables para poder iniciarse ante futuras conductas de riesgo es especialmente importante que se contemple.

En el tramo de 15 a 17 años ya se encuentran en plena adolescencia y cada vez tienen una mayor necesidad de diferenciarse de las figuras adultas para empezar a construir su propia identidad y en muchos casos, comienzan los mayores enfrentamientos con los padres, cobrando cada vez más relevancia el grupo de iguales. En algunos casos se puede producir una sobreidentificación con otros adolescentes vulnerables y a veces esto hace que puedan iniciarse en conductas de riesgo y, en otros casos, cuando el adolescente es más retraído y complaciente, puede costarle encontrar un grupo de iguales con quienes sienta afinidad, pudiendo ser víctimas de bullying. 

Desgraciadamente, cada vez somos más testigos de que para muchos chic@s adoptad@s y acogidos la adolescencia es una etapa especialmente difícil y que muchos de ellos han sufrido acoso o bullying en este período.